Terror en Thanksgiving Day

Después de “tenemos que hablar”, las tres palabras que resuenan con más terror en nuestros oídos son “cena de familia”. Porque el reencuentro con las personas con quienes uno ha vivido puede significar, de alguna manera, la confrontación con los demonios internos y el riesgo de que verdades incómodas salgan a flote.

De todas las festividades americanas, quizás la más importante para esa cultura sea el Día de Acción de Gracias, cuando, siguiendo la tradición de los primeros peregrinos, las familias se reúnen y agradecen por las bondades recibidas durante el año en curso.

El Día de Acción de Gracias -Thanksgiving Day- es la excusa alrededor de la cual transcurren los nudos tanto de sitcoms como de dramas del país anglosajón.

Este telón de fondo es utilizado por el dramaturgo Stephen Karam para describir la miseria de una familia cuyos miembros siguen los dictados de su corazón y sólo obtienen un contundente fracaso como respuesta. Se trata de Los Humanos -The Humans-, la tercera obra que, bajo la dirección de Ricardo Nortier, se presenta en el marco del Festival de Teatro Contemporáneo Estadounidense que hace vida en La Caja de Fósforos de Bello Monte. La obra se presenta hasta el 26 de agosto los viernes a las 7:00 pm. y sábados y domingos, a las 6:00 pm.

Uno de los sellos en el trabajo de Nortier, además de escoger textos de humor cáustico, es el uso de escenografías que desafían y transforman el reducido espacio vacío. En esta oportunidad el director asigna el diseño de escenografía y diseño de iluminación al fotógrafo Nicolás Serrano, quien presenta un dúplex deprimente, casi vacío y a medio pintar, sumido en algún rincón del Barrio Chino neoyorkino.

Es ahí donde viven Richard y Brigid, una joven pareja de estudiantes que parten de Queens a Nueva York para vivir juntos. Los padres de Brigid, profundamente religiosos, cuestionan la unión por no estar fundamentada en el sagrado sacramento del matrimonio católico.

El encuentro familiar, que debería estar endulzado por la nostalgia y la distancia existente entre los miembros del núcleo familiar, transcurre entre comentarios ponzoñosos y constantes discusiones. Nortier presenta a los personajes de Los humanos alrededor de una mesa donde se hacen las peores confesiones y donde pelean terriblemente, a la usanza de los antiguos cuenta cuentos, y haciendo alusión a las fogatas donde se narran cuentos de espantos y aparecidos. Sólo que los monstruos que imagina Karam y ejecuta Nortier son reales y se conocen entre sí.

Teo Gutiérrez y Laura Gardié interpretan con soltura y naturalidad a la joven pareja, mientras Daniel Jiménez y Marialejandra Martín dan vida a los padres disgustados con las condiciones en las que viven sus hijas. Ambos viven inconformes con la realidad de sus hijas Brigid y Aimée -interpretada por Victoria Farías-, quien, a causa de una colitis, acaba de perder su trabajo en una importante firma de abogados. Antonieta Colón completa el elenco como “Momo”, la abuela con demencia senil.

_

Artículo escrito por Catherine Medina Marys y originalmente publicado en El Universal
Foto: Nicola Rocco

Sala de teatro ubicada en La Concha Acústica de Bello Monte, Caracas – Venezuela.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contáctanos

Estamos a un clic de distancia. Escríbenos y nos comunicaremos contigo.

Haz clic para cambiar el CAPTCHA captcha txt
0